Sada, nun folleto turístico de 1938

No verán de 1938 a “Oficina de Información” do “Servicio Nacional de Turismo” dirixíase ao Concello de Sada para que este remitise datos do concello co fin de incorporar a “un lujoso folleto” información turística do municipio. En concreto este era o texto completo do documento:

Estando próxima la edición de un lujoso folleto que la Junta Provincial del Turismo dedica a la Coruña y su provincia con el fin de incrementar el turismo en la misma y considerando que esa localidad debe de figurar el él (sic), ruego a V.S. si así lo considera oportuno se remitan a esta Oficina tan pronto como le sea posible 3 buenas fotografías, una de la playa, otra, vista general de pueblo y otra, algún rincón típico de la población.

También se ruega el envío de datos acerca de los casinos, sociedades cafés y cines que pueda haber en la villa; así como también una pequeña descripción del paisaje, medios principales de vida del pueblo y si hay facilidades de alquilar casas amuebladas durante la temporada veraniega, indicando precios aproximados a que podrían alquilarse.

También se interesa la pronta devolución del estado remitido por esta Oficina con relación a los alojamientos en esta población.

Dios guarde a V.S. muchos años.

La Coruña 16 de Julio de 1938

II Año Triunfal

EL JEFE DE LA OFICINA

Emilio Suárez

Sr. Alcalde del Ayuntamiento de Sada

O concello contesta posteriormente o seguinte:

Villa de Sada –

Casinos, en la actualidad no hay ninguno

Sociedades, ninguna

Cafés, dos, “El Royalty” y “La Terraza”.

Cines, dos, “El Gran Cine”, y “El Royalty”.

La Villa, situada en la ría de su nombre, a 20 kilómetros de La Coruña y 10 idem de Betanzos, hay tranvía eléctrico cada dos horas de la Coruña á Sada y viceversa, y línea de autobuses; tiene una buena playa de salutíferas aguas donde anualmente acuden muchísimos en la temporada de baños.

Medios principales de vida del pueblo. Produce frutas de todas clases en abundancia, cereales, legumbres, ganado vacuno y cerdo, la principal fuente de riqueza la constituye la pesca, sabrosísima y abundante que diariamente se vende en la plaza ó mercado de la Villa.

El paisaje es encantador, frondoso: florestas, pinares, eucalipto, sotos, prados, por doquier, donde el aire que se respira es sanísimo, el panorama muy pintoresco, y el clima es ideal.

A dos pasos de la Villa se halla el Pazo-Torres de Meirás propiedad del Generalísimo Franco: magnífico edificio, casa solariega que fué de los Pardo-Bazán y Condes de la Torre de Cela.

El pueblo está dotado de casas modernísimas y bien cuidadas, y en el campo hotelitos, que son verdaderos sanatorios, con facilidades para alquilar durante la temporada veraniega, tanto amueblados como sin muebles á precios relativamente económicos.

Edificios religiosos. La Iglesia Parroquial de Santa María y la Capilla de San Roque.

Partillar

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará