EXPOSICIÓN DE CERVANTES EN LA BIBLIOTECA DE LA CASA CONSULADO

Fundación Biblioteca de la Casa Consulado
La
Fundación Biblioteca de la Casa Consulado, recordando el cuarto centenario de
su fallecimiento, durante los meses del diciembre pasado y enero del presente
año, nos ha acercado a la figura de Cervantes a través de sus fondos. La
exposición hace un recorrido por la España de Cervantes señalando
acontecimientos importantes: como la anexión de Portugal al reino de España, la
expulsión de los moriscos, o el estado de la justicia. Nuestro autor, buen
conocedor de la sociedad de su época, va dejando huella en sus obras de los
momentos que le toca vivir. 

Nos muestra algunos datos biográficos más conocidos
como la batalla de Lepanto “la más alta ocasión que vieron los siglos pasados,
los presentes, ni esperan ver los venideros » (Prólogo, II parte de
D. Quijote),
adjuntando un mapa con el escenario de la batalla, el Reglamento de gobierno
del Hospital de Messina, al que acudió Cervantes para recuperarse de las heridas
de Lepanto, o la labor que los Padres Trinitarios hacían en Argel; es conocido
que uno de estos religiosos, el Padre Gil, se encargó de gestionar con la
familia de Cervantes su rescate, después de los cinco años de cautiverio. Aquí
también se incluye una edición de la
Araucana
de 1589, donde su autor dedica un canto a la
batalla de Lepanto. 


Otra de las vitrinas está dedicada al hecho bien conocido
de la relación existente entre los cuatro grandes literatos del siglo de Oro
español: Cervantes, Lope de Vega, Quevedo y Góngora. Continuamente se alaban y
se critican a través de la pluma. La Biblioteca custodia un manuscrito de
Quevedo, que el mismo autor da por perdido en una relación que recoge Pablo de
Tarsia, en su
Vida de
Quevedo
, de 1663, y que se encontró en
la Biblioteca del Consulado en el año 1991, encuadernado en un volumen con “papeles
varios” pertenecientes a la biblioteca de José Cornide. 

Parte del éxito de esta
muestra ha estado en el expositor dedicado a los libros que se salvan de la
hoguera, después del expurgo que el cura y el barbero hacen para sanar la
locura de
D. Quijote. Nos recuerdan que Cervantes aprecia a sus
autores y deja constancia de lo que cada uno de ellos aporta. 

Recorriendo su
biografía, nos encontramos con que Cervantes fue alumno destacado del Estudio de
la Villa de Madrid, estando al frente el humanista López de Hoyos. Fue educado
en el “curriculum” latino que se enseñaba en las escuelas, y que incluía la
lectura de fragmentos de textos de Cicerón, Virgilio, Ovidio, Horacio, Séneca,
Salustio y Terencio. Toda su obra está salpicada de citas de los clásicos
dejando ver el conocimiento que tenía de todos ellos. En la muestra se exponen
varias obras, algunas de ellas de ediciones muy cercanas a Cervantes, como son
las dos
Ilíadas de 1541 ó 1580, Según Arturo Marasso, Cervantes
tuvo que leer la
Ilíada en italiano, o en versiones latinas, porque no puede
citarse traducción española de la época. 

También nos adentramos en otros
aspectos de la vida de Cervantes menos conocidos, como son los conocimientos
que tenía de la medicina. Un médico inglés del s. XVII, Thomas Sydenham (1624-1689),
conocido como el “hipócrates inglés”, decía: “…la historia del ingenioso
hidalgo está trazada según todas las reglas del arte de medicina; y hay muy
pocos médicos, que al describir las enfermedades tengan tan presentes como
Cervantes los requisitos científicos que exige el modo de trazar la historia de
una enfermedad, cosa muy ardua y difícil”. 

La explicación que puede tener esta
afición de Cervantes por los temas médicos, es que su padre era “cirujano
sangrador”, y en aquel momento para desempeñar este oficio se exigía conocer tres
tratados, de los cuales se exponen dos en esta exposición:
Teoría y práctica en cirugía, de Juan de Vigo, y la Gramática de
Nebrija, en una edición de 1558. Se puede deducir que Cervantes tenía
conocimiento de estos libros. También tenemos en la exposición un Dióscori des
en la edición del Dr. Laguna, del s. XVI. Nuestro autor lo cita expresamente en
boca de D. Quijote: “Con todo eso respondió don Quijote–, tomara yo ahora más
aína un cuartal de pan, o una hogaza y dos cabezas de sardinas arenques, que
cuantas yerbas describe Dioscórides, aunque fuera el ilustrado por el doctor
Laguna” (Don Quijote, parte 1ª, cap. 18). 

Además se exponen varias obras
médicas de autores del s. XVI influyentes en la Europa del momento. Se muestra
también un pequeño estudio de
Examen
de ingenios
, de Juan de Huarte. Es
una especie de tratado de psicología basado en los temperamentos. Este libro
ejerce influencia en toda la obra de Cervantes (Rafael Salillas:
Un gran inspirador de Cervantes. El doctor
Juan de Huarte y su Examen de ingenios
). 

Otro
de los aspectos menos conocidos del
Quijote
es la rápida difusión que tuvo en América y en
Europa. Arranca este expositor con un mapa Portulano en pergamino de la Costa
Norte de América del Sur y parte de las Antillas, datado alrededor del s. XVI.
Se sabe que tan solo un mes después de ponerse a la venta la primera edición de
Don Quijote de la Mancha en las librerías madrileñas en 1605, se envió a
Cartagena de Indias un cargamento de cien ejemplares. Habría que esperar hasta
el siglo XIX para que se editara la obra en las distintas imprentas
hispanoamericanas. Cervantes hace alusión a las Indias en distintos pasaje de
su obra. Nos consta que solicitó un empleo allí en varias ocasiones, pero no le
fue concedido, la última negativa la recibió en 1590: “busque acá en que
se le haga merced”. 

La difusión por toda Europa no fue menos rápida. En la
exposición encontramos
La
Ilustración Artística
que en Enero de
1895 dedica el nº 680 monográfico a Cervantes y muestra un cuadro que recoge
todas las ediciones del
Quijote
desde su publicación en 1605 hasta 1894, completado
con los grabados de las portadas de las distintas ediciones. 

Y por último, la muestra
nos deja ver una exposición de las distintas ediciones del
Quijote,
destacando sin lugar a dudas, la edición príncipe holandesa de Dordrecht
(1657), traducida por primera vez a esta lengua por Lamberto van der Bos. Es
también la primera impresión holandesa ilustrada con 24 grabados atribuidos a
Salomón Savery, que son los primeros que se hicieron sobre los personajes de la
novela, reproducidos posteriormente en otras ediciones. No falta la edición de
Joaquín Ibarra de 1780, la primera de lujo que se hace en España dirigida por
la RAE, que, además de estar ilustrada por los mejores grabadores y dibujantes
del momento, contiene un grabado del mapa que sigue la ruta del Quijote, del
también primer grabador cartográfico de la época, Tomás López. También vemos un
facsímil de la 1ª edición y de la 2ª ed. del
Quijote en Madrid en la
imprenta de Juan de la Cuesta. Podemos contemplar una edición de corte esmerado
en lengua inglesa de 1755, de Millar, considerada como una de las ediciones
inglesas más hermosas de todos los tiempos, con 28 estampas de Francis Hayman,
y grabados de maestros londinenses. Otra edición en lengua francesa, de 1752, de
la que se conocen muy pocos ejemplares en España, nos permite ver la
iconografía del Quijote más allá de los libros. En ella aparecen grabados basados
en los dibujos hechos por Coypel para las Tablas del
Quijote,
en inicio ideadas para tapices y para cartones decorados para el teatro. Y las
ediciones ilustradas por Dalí, Mingote y Doré, este último está considerado
como el mejor ilustrador del
Quijote
de todos los tiempos. Viajó a España previamente,
para conocer la realidad e idiosincrasia española, y ha dejado plasmada la
ambientación de la época como ningún otro lo ha conseguido hasta el día de hoy. 

Como ya se ha dicho, todos los fondos citados pertenecen a la Fundación
Biblioteca de la Casa Consulado. El éxito de la exposición ha sido total. La
han disfrutado, desde los buenos conocedores de Cervantes hasta los que poseen una
cultura general, pasando por tantos que al acercarse más a nuestro autor, han
sabido descubrir aspectos nuevos del más grande escritor español de todos los
tiempos.

Imaxes: Algunos de los grabados de nuestra edición holandesa de Dordrecht (1657)

Partillar

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará