LUGRÍS FREIRE, ANTITAURINO

Compartimos un poema de Lugrís Freire dedicado ao toreiro galego Celita.

***


A CELITA



Manuel Lugrís Freire


En la plaza aparece: es el torero,
con su traje de luces recamado,
ceñido el pantalón por el trasero
y el occipucio con la trenza oriado.

En zapatillas, sin tacón, camina
con chulescos y andróginos andares,
caricatura de la raza china
inspirada en moriscos aduares.

¡Helo ahí, ya! El toro rebramando,
del horrible espectáculo protesta
y al caballo famélico atacando
sus entrañas destroza con la testa.

Surge el dolor, el belfo tembloroso,
pide piedad en mínimo lenguaje
y el gran público aplaude fervoroso
aquel momento trágico y salvaje.

Un hombre de siniestra catadura
que tiene el monosabio en ese instante,
al herido corcel con saña dura
desde la arena lo apalea jadeante.

Blasfemias por doquier, la grosería
del lupanar, indigna, vocifera.
Asiento toma allí la cobardía
y es alto galardón la borrachera.

No, no puede ser gallego aquel torero
de chulescos y andróginos andares.
Es un engendro bárbaro y grosero
que vino a mancillar los patrios lares.

Partillar

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará