NOVA CARTA A REGUEIRA -5-

Hai 80 anos,tal día como hoxe, RSP escribiulle a Fco. Regueira dende o Congreso de Diputados.

Esta é a quinta carta que reproducimos. 


Palacio del Congreso, Madrid

Madrid, 28 de marzo de 1932

Sr. Francisco Regueira


Inolvidable amigo mío:

Hace una hora recibí tu carta. Tu carta larga y magnífica, de letra amplia y esbelta como tu espíritu –ya sabes que soy grafólogo. Bien deseada la tenía. Porque no te digo nada nuevo, si te afirmo que cada día vivo más con vosotros, al lado vuestro, con vuestras ideas, y con vuestras orientaciones; porque cada día me convenzo más de su eficacia. Por eso, a toda costa, ese block debe mantenerse intangible. Ese bloque pasará a la historia de Galicia. Y porque tus cartas me son necesarias como el pan. Traen aires de fe y de optimismo, que han de ser la tónica de nuestra política creadora. Creadora de un pueblo, nada menos que de un pueblo. Y porque nuestra amistad, más allá del bien y del mal, y por encima de todas las pequeñas cosas, es inmortal. Muchas cosas me dices, amigo mío, para contestarlas así de un tirón. Veremos si contesto a las más importantes.
[…]
Pero, sobre todo, la gran obra de Galicia. Galicia es un verdadero milagro de Gracia, de unidad espiritual, de orientación política y de periodismo. Y no lo digo yo. Lo dicen aquí todos, y lo dirán públicamente como verás muy pronto. Castelao, Otero, Vilar Ponte, Risco, Filgueira, todo cuanto es algo. A propósito, en ocasión del mitin de Santiago –que como el de Lugo fueron verdaderos sucesos políticos–, estuve en el Seminario. Allí hablé de vosotros. Se me escuchó con unción. Se me prometió enviaros las publicaciones todas. Ya me dirás si las habéis recibido. Aquello es maravilloso. Un dato. Un rapaz de 18 años está preparando una obra con 1.000 dibujos sobre instrumentos de labranza en Galicia. Y otro sobre artes de pescar, etc. etc. Nos viene detrás una generación excepcional, llena de fe, de fervor, y lo que es más, de deseos de lanzarse por el camino de la Tierra a predicar la Buena Nueva. Nuestro Partido es un hervidero, un crisol maravilloso. De ahí debe venir el estímulo, el acicate cada día más eficaz. Tú que tienes como yo una viva emoción política, sigue siendo el animador y el componedor.
Nada más. Un fuerte abrazo de tu,

Ramón Suárez Picallo
Partillar

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará